LO QUE SIEMPRE QUISISTE SABER 1X27

¿TE CONFORMAS CON UNA PAREJA DE BAJA CALIDAD O TE COMPROMETES CON UNA PAREJA PREMIUM?

En la elección de esposa, como en un plan guerrero, equivocarse una sola vez significa la derrota irreparable.

Thomas Middleton
Elegir un compañero de vida es como ir a un supermecado y elegir el producto que más nos conviene por su calidad y precio.

¡Sí, no pienses que me he vuelto loca!

Imagínate que entras en un centro comercial y en él encuentras productos de diferentes calidades:

  • Calidad ínfima. Como las tiendas de “todo a cien” cuando existían las pesetas. Las cosas que compras son baratas pero duran muy poco por su baja calidad. Lo que pasa es que, a veces, tienes que ceder a ciertas presiones (tus hijos suplicándote, la comodidad de evitar irte  hasta otra tienda más lejana…) y terminas comprando en ellas. Con las relaciones de pareja pasa igual: en ocasiones cedes a las presiones (la mayor parte de las veces de tus iguales, como pasa con los adolescentes) y te emparejas con lo primero que tienes a mano, sin importarte el valor del “artículo adquirido” o de si entra dentro de tus cánones.
  • Calidad baja. “Ni fú ni fá”. No te disgusta pero tampoco te termina de gustar. Sin embargo, te puede encajar en determinadas situaciones: periodos de transición en los que intentas olvidar a otra persona, por ejemplo. Como tienes muy claro para qué quieres este tipo de relación, no le pides nada a cambio. Por eso, es justo y obligatorio que la otra persona conozca tus expectativas. Porque, si no, si tiene unas expectativas totalmente diferentes a las tuyas, esa persona podría sentirse herida o engañada. Así que tengamos cuidado en no joderle la vida a nadie de una forma tan gratuita.
  • Calidad media. Esto es otra cosa. La calidad y el valor aportado son mucho mayores que en los otros productos pero no tanto como para que te plantees la relación para siempre: puede que durante unos buenos años, sí, pero no le pones toda tu pasión ni tu entrega. Tu compromiso no es del cien por cien y siempre te ronda un pensamiento que se pregunta si no habrá alguien mejor para ti en el mundo. En estos casos, tan sólo con avanzar un poco más en tu nivel de compromiso, se podría alcanzar la calidad “premium”, es así de sencillo. Pero tienes que querer.
  • Calidad “premium”. El precio es alto, hay que reconocerlo. Pero la calidad y el valor que obtienes a cambio vale la pena. Sabes que va a ser algo para siempre. Una relación que te van a aportar en positivo eternamente y te va a permitir seguir creciendo toda la vida, aun a pesar de lo complicado de ciertas situaciones vitales.
Y aquí va mi consejo para ti: deja de sentirte presionado por tu entorno a la hora de elegir. En relaciones de pareja, y de amistad, no te dejes impresionar por la fachada. Sólo son estrategias de marketing que te intentan vender algo que podría no valer su precio.

Antes de comprar, estudia bien el producto al completo, todas sus características. Y, sobre todo, no hipoteques toda tu vida si no lo has probado. Exige tu tiempo de garantía para conocer a la persona: con dos años tendría que ser suficiente.

Y si, durante ese tiempo, uno descubre que no se está aportando el valor que se preveía por alguna de las dos partes, no pasa nada. Lo bueno de los productos “premium” es que los puedes devolver durante el periodo de garantía sin ningún problema.

Resumiendo, elige una relación de pareja de calidad “premium”. Conviértelo en tu foco y tu objetivo: vete a por ello dándolo todo. 

Una pareja “premium” te acepta y te quiere tal y como tú eres.
Muchas gracias por estar ahí, por acompañarme, por dar al “me gusta”, suscribirte al canal, por compartirlo con todas aquellas personas que pueda serles de utilidad y por recomendar nuestras formaciones.

Ya sabes que puedes encontrarme en rosamontana.com y en el correo rosa@rosamontana.com

Ahora también en inviven.com, mi nuevo proyecto de desarrollo personal para cambiar el mundo a través de la formación de instructores de vivencias en positivo.

Hasta pronto.

Si te ha gustado, comparte ;-)

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“En pareja hay que invertir una hora al día, una tarde a la semana y un fin de semana al mes para seguir creciendo y no separarse"

- Rosa Montaña

Recibe GRATIS mi Ebook

10 Claves Para No Tener Celos