SIMPLEMENTE TÚ

perseguir amor

No sabemos muy bien por qué amamos a una persona como lo hacemos.

 

EXPLICAR EL AMOR

 

Si, en esos momentos, esa persona nos preguntase los motivos que tenemos para amarla, nos resultaría muy difícil hacérselo ver y explicarlo con palabras.

 

Sabes que la persona que tienes delante es la persona; simplemente eso.

 

Puede que no se trate de la persona más apropiada, desde un punto de vista racional, pero no puedes hacer otra cosa: la amas y punto. Y vas a hacer todo lo que está en tus manos para conseguir que la relación funcione.

 

Las relaciones no funcionan así, sin más. Hay que trabajar para que ocurra; hay que poner el empeño necesario y tener la determinación que se necesite.

 

Cuando te das cuenta de que la persona que tienes delante es la persona que buscabas, no deberías perderla nunca. 

 

¿Cómo conseguirlo?

 

LUCHAR POR AMOR

 

Uno de los errores más frecuentes consiste en fijarse en las cosas que tu pareja no es capaz de hacer como tú consideras que debería.

 

Quizás el problema sea que nadie le ha enseñado cómo hacerlo hasta entonces. Y esa no puede ser la causa que te haga perder a alguien tan especial.

 

Por eso tienes que luchar para que funcione, aunque no siempre termine por hacerlo: por funcionar; pero que por ti no quede.

 

Si no luchas y pones toda la carne en el asador, lo más probable es que termine por no funcionar.

 

RESPONSABILIDAD PROPIA

 

Así que, antes de poner toda la responsabilidad en las manos del otro, piensa por un momento si no hay algo que estaba en tu mano y has podido hacer diferente.

 

Dedicamos mucho tiempo a pensar en lo que queremos tener en la vida sin pararnos a dedicar el tiempo suficiente a pensar en lo que queremos ser.

 

¿Cuántas veces has pensado que tu relación de pareja no funcionaba pero, en el fondo, lo que no funcionaba eras tú?

 

Porque habías perdido tu “ser” y te estabas dedicando a lo que los demás querían que tú fueras, a decir lo que los demás esperaban que dijeras o a sentir como los demás querían que sintieras.

 

Cuando uno pierde su “ser” puede que llegue a enfadarse tanto con uno mismo que llega a atacar a todas las personas de alrededor.

 

LA PIEZA QUE FALTA

 

Imagina una vez más que eres un “Ferrari” y que hay un tornillo que anda flojo: puede que sea tu “para qué” lo que no está funcionando como querrías. 

 

A pesar del pequeño tamaño del tornillo, notas que algo no marcha como debería y puede que en el momento de frenar, porque alguien se te cruza, no consigas hacerlo de forma apropiada.

 

Es posible que tengas la tentación de culpar a la persona que se cruzó cuando, en realidad, era tu pieza la que no ha funcionado como debería.

 

Reflexiona sobre las veces que te sientes irascible con las personas que tienes cerca porque algo no marcha del todo bien dentro de ti y, sin embargo, culpas a los demás por ello.

 

Debes aceptar la responsabilidad que te corresponde, sin excusas.

 

Y, si notas que las cosas no están funcionando como querrías, frena y pide ayuda antes de hacer que todo tu mundo se desmorone. 

 

 

Muchas gracias por estar ahí, por acompañarme, por dar al “me gusta”, suscribirte al canal, por compartirlo con todas aquellas personas que pueda serles de utilidad y por recomendar nuestras formaciones. Estás ayudando a la democratización del saber en Sexología.

Ya sabes que puedes encontrarme en rosamontana.com y en el correo rosa@rosamontana.com.

Allí podrás consultar mis servicios como sexóloga y en Terapia de Pareja, así como muchas más oportunidades para mejorar tu relación de pareja.

También estoy en inviven.com, mi nuevo proyecto de desarrollo personal para cambiar el mundo a través de la formación de instructores de vivencias en positivo.

 

Y no te olvides de pasarte por la Academia Rosa Montaña: un portal de formación online en el que encontrarás lo que necesitas para seguir evolucionando hasta tu mejor versión en el ámbito del desarrollo personal y de pareja. Regístrate y aprovecha las ofertas limitadas que encontrarás.

Hasta pronto.

Si te ha gustado, comparte ;-)

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“En pareja hay que invertir una hora al día, una tarde a la semana y un fin de semana al mes para seguir creciendo y no separarse"

- Rosa Montaña

Recibe GRATIS mi Ebook

10 Claves Para No Tener Celos