LO QUE SIEMPRE QUISISTE SABER 1X55

DEJA QUE TE PALPITE EL COÑO

En muchas ocasiones me han preguntado cómo saber si quieres estar con una persona o no. Y qué sucede cuando llevas mucho tiempo con esa persona y no sabes si quieres seguir con ella.


Existe un síntoma que me parece inequívoco: que el coño palpite cuando estás con él/ella. Y me dirás: “pero yo soy chico y no tengo coño”. Seguro que entiendes a lo que me estoy refiriendo y podrás extrapolarlo a tu sexo. Porque el clítoris y el pene son órganos muy parecidos y los dos palpitan.


Durante mucho tiempo, a las mujeres no se les ha permitido “latir”. Teníamos tantas cosas en la cabeza que atender: si tal cosa era o no pecado, si eras o no responsable, etc, que se nos ha olvidado que teníamos que seguir estando vivas.


Imagina la siguiente situación: tienes una pareja con la que no discutes, no hay problemas de comunicación, todo funciona bien y tenéis objetivos comunes pero tu coño ha dejado de palpitar. ¿Qué ocurre entonces?


La pasión ha desaparecido con esa persona que sigues teniendo al lado y, quizás, esa misma pasión está ahora dirigida hacia otra(s) persona(s). 


También puede ser que no tengas pareja y que te encuentres con una persona que te gusta pero…empiezas a justificar los motivos por lo que no te has atrevido a otorgarte el permiso y la oportunidad de dar el paso. 


En ocasiones, aplazas ese permiso para más adelante, para un tiempo futuro que, en realidad, es incierto que vaya a existir. Lo siento, soy así de franca. Y no estoy diciendo que nos abandonemos al “carpe diem” sin tener dos dedos de frente. Lo que digo es que el momento de vivir, y de latir, es AHORA. Te dejo un enlace a un episodio que hablaba de esto: LQSQS 1×36. Polvo no echado, polvo perdido.


La sociedad nos ha permitido hasta ahora el uso de nuestro razocinio y, en ocasiones, dejaba que el corazón acompañara al cerebro en dichas disquisiciones. Parece que la moral establecida permite, hasta cierto punto, un encuentro erótico si se mantenía desde el enamoramiento: poniendo el corazón.


Pero no siempre sucede así y hay fases en las que simplemente estamos “encoñad@s” sin estar enamorados de una persona. El cuerpo nos pide poder estar con esa persona, así de simple. 


Lo que te quiero pedir hoy es que, si estás en una situación similar, que te des permiso para que sientas si tu coño realmente está palpitando o no por esa persona que tienes delante.


Puede ser que quieras mucho a tu pareja; o puedes asumir que has tenido relaciones que no funcionaron con parejas anteriores. Al final, lo que de verdad importa es lo que tú quieres sentir: la fuerza, la vitalidad, el sacar tu parte animal. 


Cuando a alguien se le pide algo para lo que no está preparado, se hace visible su incapacidad. Si le pides a alguien que controle siempre sus sentires y sus deseos sólo por lo que la sociedad pueda pensar, esa persona se va a sentir incompetente y no va a sacar lo de mejor de sí al exterior.


Tendríamos que plantearnos, cuando estamos en una relación de pareja, si seguimos sintiendo cosas. Ya sé que el acostumbramiento puede ir apagando la llama de la pasión poco a poco. Pero es que tu pareja es una persona nueva cada día…porque estamos inmersos en un proceso de evolución contínuo.


En el fondo y sin querer, le estás siendo infiel cada día a la persona con la que adquiriste un compromiso en un determinado momento. Porque esa persona no es la misma: ha evolucionado. 


Y qué suerte que sea así: es lo que va a permitir que tu coño siga latiendo al estar con la persona con la que llevas tanto tiempo; es lo que te va a permitir seguir viviendo y seguir adelante compartiendo tu vida.


Y, si no tienes pareja, date el permiso para que las cosas puedan funcionar con esa persona que tienes delante, a pesar de que en otras ocasiones no haya sido así.


Por eso, hay ocasiones en que debes dejar de pensar con la cabeza, callar a tu “Pepito Grillo” y decirte: “hoy quien va a latir es mi coño”.

Muchas gracias por estar ahí, por acompañarme, por dar al “me gusta”, suscribirte al canal, por compartirlo con todas aquellas personas que pueda serles de utilidad y por recomendar nuestras formaciones.

Ya sabes que puedes encontrarme en rosamontana.com y en el correo rosa@rosamontana.com.

Ahora también en inviven.com, mi nuevo proyecto de desarrollo personal para cambiar el mundo a través de la formación de instructores de vivencias en positivo.

Hasta pronto.

 

Si te ha gustado, comparte ;-)

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ebook

“En pareja hay que invertir una hora al día, una tarde a la semana y un fin de semana al mes para seguir creciendo y no separarse"

- Rosa Montaña

Recibe GRATIS mi Ebook

10 Claves Para No Tener Celos