SI ME VAS A MONTAR UNA ESCENITA...QUE SEA ERÓTICA

chantaje emocional

El uso del chantaje emocional parece estar aumentando dentro de las parejas a tenor de las escenas que, cada vez más, se presencian en ambientes públicos…de vergüenza ajena: las voces suben de tono y se termina montando un auténtico “pollo”.

 

Las formas se pierden al tiempo que se elevan las voces. Y cuando pierdes las formas, pierdes la parte de razón que pudieras tener. 

 

Alguna vez hasta me han dado ganas de acercarme para dejarles mi tarjeta encima de la mesa por si necesitan la ayuda profesional de una sexóloga.

 

LAVAR LA ROPA EN CASA

 

El error de estas escenas radica en que están haciendo partícipes a los demás, y en un espacio público, de su trastienda privada.

 

Levantar la voz o ponerse en plan victimista no va a cambiar las cosas. Enseguida llegan las típicas frases que denotan un chantaje emocional de fondo mezclado con gritos y amenazas varias.

 

Como digo: de auténtica vergüenza ajena. Finalmente, hay una de las partes, normalmente la que suele practicar el chantaje emocional, parece ganar la contienda porque gracias a su escenita ha doblegado la voluntad de la otra parte.

 

ROMPER EL CHANTAJE EMOCIONAL

 

En el fondo, sólo es apariencia ya que, si esa persona utiliza la carta del chantaje emocional en demasiadas ocasiones, podría ocurrirle lo mismo que a Pedro con el lobo en el famoso cuento.

 

Llega un momento en que la persona que sufre el chantaje emocional acepta la apuesta y descubre que la otra persona iba de farol, dejándolo plantado como un pino.

 

CAMBIA LA ESCENA

 

Si en algún momento has tenido la tentación de montarle una escena de este tipo a tu pareja, te propongo que realices un cambio pequeño cambio pero que tendrá una gran repercusión.

 

En lugar de utilizar los gritos y los aspavientos, te propongo que le digas lo mismo que habías pensado decirle entre susurros y al oído. 

 

Aunque uses las mismas palabras, la connotación va a hacer que cambie por completo el resultado de la comunicación.

 

CAMBIO DE ENFOQUE

 

En ocasiones, estas escenitas no son más que un comportamiento aprendido. Quizás porque ese chantaje emocional haya sido el único modelo que se ha tenido como referencia.

 

Lo que se puede hacer para romper con este comportamiento aprendido es cambiar el punto de referencia y dejar de mirar la escena desde el objetivo de nuestra cámara.

 

En lugar de eso, se debería dar un paso atrás para mirar la escena desde fuera: con la capacidad de observar todos los elementos que componen la escena; de manera que puedas descubrir la forma de introducir un cambio en la misma.

 

Puedes hacerlo mentalmente si repasas las últimas discusiones que has tenido con tu pareja, como si fuese una “moviola”: buscando qué cosas podrías haber hecho de forma distinta.

 

No te centres en lo que pudo haber hecho distinto la otra persona: eso no vamos a poderlo cambiar. O sí, pero sólo a través de la interacción y de hacer nosotros algo distinto la próxima vez.

 

Por ejemplo: si la otra persona levanta el tono, yo lo bajo. O tener una palabra clave para usar cuando nos sintamos incómodos, como señal que nos haga darnos cuenta de que las cosas se está yendo de madre.

 

Y ya no sólo en el ámbito público, donde no deberían de darse este tipo de escenas nunca, sino que también es una técnica útil para mejorar la comunicación en pareja en ambientes privados. Para que nunca más haya faltas de respeto ni chantaje emocional.

 

Y si te das cuenta de que esas escenitas empiezan a ser lo cotidiano, el pan nuestro de cada día, plantéate si esa relación de pareja sigue funcionando o ha llegado el momento de acometer cambios más profundos.

 
Tu portal de formación online para actualizar tu versión personal, profesional y de pareja
WEBINAR GRATUITO:
¿QUÉ HARÍAS SI NO TUVIERAS MIEDO?

Muchas gracias por estar ahí, por acompañarme, por dar al “me gusta”, suscribirte al canal, por compartirlo con todas aquellas personas que pueda serles de utilidad y por recomendar nuestras formaciones. Estás ayudando a la democratización del saber en Sexología.

Ya sabes que puedes encontrarme en rosamontana.com y en el correo rosa@rosamontana.com.

Allí podrás consultar mis servicios como sexóloga y en Terapia de Pareja, así como muchas más oportunidades para mejorar tu relación de pareja.

También estoy en inviven.com, mi nuevo proyecto de desarrollo personal para cambiar el mundo a través de la formación de instructores de vivencias en positivo.

 

Y no te olvides de pasarte por la Academia Rosa Montaña: un portal de formación online en el que encontrarás lo que necesitas para seguir evolucionando hasta tu mejor versión en el ámbito del desarrollo personal y de pareja. Regístrate y aprovecha las ofertas limitadas que encontrarás.

Hasta pronto.

Si te ha gustado, comparte ;-)

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“En pareja hay que invertir una hora al día, una tarde a la semana y un fin de semana al mes para seguir creciendo y no separarse"

- Rosa Montaña

Recibe GRATIS mi Ebook

10 Claves Para No Tener Celos