SÉ QUE ALGO TE SUCEDE Y QUE NECESITAS SILENCIO

Muchas parejas tienen una forma de comunicarse que yo denomino “policiaca”: preguntas cerradas que se podrían hacer en cualquier interrogatorio

Muchas parejas tienen una forma de comunicarse que yo denomino “policiaca”: preguntas cerradas que se podrían hacer en cualquier interrogatorio a un sospechoso de un crimen.

 

GESTIONAR EMOCIONES NECESITA TIEMPO

 

Puede que la realidad no sea que no quiera contarte lo que le pasa; puede que aún no tenga las herramientas, las palabras o las emociones bien gestionadas y no se vea capaz de ello.

 

En estos casos es mejor dejar la lupa y el foco de interrogar dentro de un cajón para empatizar más con tu pareja y decirle algo así: “desde mi punto de vista, pienso que te sucede algo. No obstante, entiendo que necesites tu tiempo para gestionar tus emociones y, si en algún momento, quieres contarme lo que te sucede, estaré aquí para ayudarte”.

 

Las cosas cambian si se plantean de esta forma, con un abordaje más indirecto, más empático y menos agresivo.

 

La mejor forma de conseguirlo es asumir que tu pareja debe de tener su espacio, no sólo en lo físico, sino también en lo emocional.

 

Porque no todo el mundo gestiona sus emociones de igual manera y eso es algo a conocer y considerar dentro de una relación de pareja.

 

EL EJEMPLO DEL AGUILUCHO

 

El hecho de dormir al lado de alguien no te capacita para entrar en su cabeza y conocer cómo piensa. 

 

¿Quién te ha dicho que debas de saber todo de tu pareja para que vuestra relación funcione?

 

Quizás conozcas el cuento del aguilucho que no sabía volar. 

 

Cuenta que había una vez un sultán que tenía muchas aves en propiedad y le encantaba ir a su jardín para verlas volar.

 

Sin embargo, había un aguilucho que estaba quieto en su rama sin hacer la intención siquiera de echar el vuelo.

 

El sultán, viendo la situación, decidió contratar a dos personas para ayudarlo a conseguir que el aguilucho volara.

 

Uno de ellos llegó a la conclusión de que lo que necesitaba era la ayuda de un águila más veterana que le mostrase cómo se vuela para que el aguilucho, por imitación, lograra al fin volar.

 

Sin embargo, después de que el águila veterana se cansara de volar delante del aguilucho, que permanecía inmóvil, se fue dándole por imposible.

 

El segundo de los expertos se ató a una cuerda y se lanzó desde la rama donde estaba el aguilucho. Lo repitió en varias ocasiones hasta que la cuerda se rompió y se pegó un buen batacazo.

 

Sin embargo, el aguilucho tampoco se movió, por lo que el sultán resolvió sacrificarlo porque no cumplía sus expectativas.

 

Fue entonces cuando uno de los cortesanos le pidió un ratito con el aguilucho antes de que lo sacrificase. El sultán accedió a los deseos de su cortesano.

 

Dos horas después, el sultán fue llamado y observó al aguilucho volando de forma radiante. Llamó al cortesano y le preguntó qué había hecho para que el aguilucho echara a volar.

 

El cortesano le contestó: “muy fácil; tan sólo corté la rama”.

 

ROMPER LA RAMA A NUESTRA PAREJA

 

En ocasiones, nuestra pareja necesita que le demos un empujoncito para arrancar. La realidad es que no puedes ayudar a nadie; es la otra persona la que tiene que querer salir de su situación.

 

No podemos estar protegiendo eternamente a nuestra pareja de la realidad, por cruda que ésta sea. 

 

Recuerda que sin acción nunca pasa nada. Desde la rama, viendo volar a los demás, no se aprende nunca.

 

Al final, hay que hacerlo por uno mismo. 

 

Por lo que, olvida las investigaciones policiales y regala tu silencio para conseguir que tu pareja se ayude a sí mism@.

 
ESPACIO INVIVEN
ESPACIO INVIVEN
Un espacio donde crecer en tu desarrollo personal, profesional y de pareja.
Un espacio donde dejar de lado tus creencias limitantes.

Muchas gracias por estar ahí, por acompañarme, por dar al “me gusta”, suscribirte al canal, por compartirlo con todas aquellas personas que pueda serles de utilidad y por recomendar nuestras formaciones. Estás ayudando a la democratización del saber en Sexología.

Ya sabes que puedes encontrarme en rosamontana.com y en el correo rosa@rosamontana.com.

Allí podrás consultar mis servicios como sexóloga y en Terapia de Pareja, así como muchas más oportunidades para mejorar tu relación de pareja.

También estoy en inviven.com, mi nuevo proyecto de desarrollo personal para cambiar el mundo a través de la formación de instructores de vivencias en positivo.

 

Y no te olvides de pasarte por la Academia Rosa Montaña: un portal de formación online en el que encontrarás lo que necesitas para seguir evolucionando hasta tu mejor versión en el ámbito del desarrollo personal y de pareja. Regístrate y aprovecha las ofertas limitadas que encontrarás.

Hasta pronto.

Si te ha gustado, comparte ;-)

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“En pareja hay que invertir una hora al día, una tarde a la semana y un fin de semana al mes para seguir creciendo y no separarse"

- Rosa Montaña

Recibe GRATIS mi Ebook

10 Claves Para No Tener Celos