ME DESTROZA LA CULPA Y NECESITO QUITÁRMELA

culpa

Seguro que alguna ocasión la culpa ha llamado a tu puerta y tú se la has abierto de par en par.

 

LA PUTA CULPA

 

La culpa es especialista en colarse por cada rendija de tu cuerpo y luego, una vez que se instala a vivir dentro, es muy difícil de erradicar.

 

Si alguna vez te has sentido así, y la culpa te ha estado royendo hasta el tuétano, quizás sea el momento de que descubras cómo puedes fumigar para que desaparezca de una vez por todas.

 

Desde mi punto de vista, la culpa es no aceptar unos resultados que no coinciden con las expectativas creadas y que piensas que van a generar unos juicios de valor en el resto de la gente.

 

Imagina que has acordado con tu pareja un proceso de lealtad eterna. Y, por circunstancias externas a tu voluntad, empiezas a notar un deseo hacia una tercera persona que no sabes muy bien cómo gestionar hasta que acabas teniendo una relación con dicha persona.

 

De repente, la culpa se encuentra con la vía libre para entrar a machete y te ataca sin piedad haciendo que los remordimientos se conviertan en una parte importante de tu día a día.

 

A partir de ahí el arrepentimiento se desborda ante la acción incesante de la culpa y los remordimientos.

 

Lo malo de este tipo de situaciones culpables, sea por este motivo o por cualquier otro, es que no aporta nada beneficioso; tan sólo genera un bloqueo más o menos intenso.

 

LO PRIMERO ES QUERER

 

Puede ser que quieras desprenderte de este sentimiento de culpa y no sepas cómo. Y digo “puede ser” porque no todo el mundo quiere, aunque te parezca difícil de creer. 

 

Mucha gente prefiere seguir con ese sentimiento doloroso de tener que pagar los platos rotos hasta saldar una deuda infinita que sólo él (o ella) ve.

 

Pero hasta al peor de los reos se le termina dando la libertad cuando cumple condena. Nadie nace aprendido y si, en algún momento cometiste un error por no tener las herramientas adecuadas, no debes castigarte eternamente.

 

Lo primero sería practicar la compasión con nosotros mismos y asimilar que los errores son parte de nuestro aprendizaje.

 

Y si te equivocaste, se piden las disculpas pertinentes desde la humildad. Pero, una vez que haya pedido los dos perdones: el propio y el de la persona ofendida, hay que pasar página.

 

SAL DEL FANGO

 

No es una buena idea mantenerse hundido en el fango de las ideas recurrentes que te asolan diciéndote lo que deberías haber hecho o dejado de hacer. 

 

No te va a aportar nada, así que deja de remover la mierda porque sólo conseguirás que huela peor.

 

Y si no eres capaz de superarlo, busca la ayuda de un profesional que te ayude o fórmate en desarrollo personal para hacerte con las herramientas que necesitas.

 

La culpa sólo te va a empequeñecer más y más con cada día que pasa dentro de ti.

ESPACIO INVIVEN
ESPACIO INVIVEN
Un espacio donde crecer en tu desarrollo personal, profesional y de pareja.
Un espacio donde dejar de lado tus creencias limitantes.

Muchas gracias por estar ahí, por acompañarme, por dar al “me gusta”, suscribirte al canal, por compartirlo con todas aquellas personas que pueda serles de utilidad y por recomendar nuestras formaciones. Estás ayudando a la democratización del saber en Sexología.

Ya sabes que puedes encontrarme en rosamontana.com y en el correo rosa@rosamontana.com.

Allí podrás consultar mis servicios como sexóloga y en Terapia de Pareja, así como muchas más oportunidades para mejorar tu relación de pareja.

También estoy en inviven.com, mi nuevo proyecto de desarrollo personal para cambiar el mundo a través de la formación de instructores de vivencias en positivo.

 

Y no te olvides de pasarte por la Academia Rosa Montaña: un portal de formación online en el que encontrarás lo que necesitas para seguir evolucionando hasta tu mejor versión en el ámbito del desarrollo personal y de pareja. Regístrate y aprovecha las ofertas limitadas que encontrarás.

Hasta pronto.

Si te ha gustado, comparte ;-)

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“En pareja hay que invertir una hora al día, una tarde a la semana y un fin de semana al mes para seguir creciendo y no separarse"

- Rosa Montaña

Recibe GRATIS mi Ebook

10 Claves Para No Tener Celos