MENDIGOS DE AMOR

mendigar amor

¿Cuándo ha sido la última vez que has mendigado amor? 

 

EL FIN DEL AMOR

 

Puede que la necesidad de estar con el otro o la lealtad prometida te esté impidiendo ver que el amor ha alcanzado su fecha de caducidad.

 

La mendicidad de amor tiene lugar con mayor frecuencia en las relaciones de tipo vertical, cuando una de las partes se siente superior a la otra colocando a su pareja en una situación de inferioridad.

 

En ocasiones se mendiga amor cuando la parte de la pareja que está en inferioridad justifica los comportamientos de su pareja, con excusas dispares.

 

CUIDADORES ETERNOS

 

Puede que el motivo que se esconda detrás de la mendicidad de amor sea, en otras ocasiones, el espíritu de eterno cuidador o cuidadora de uno de los miembros de la pareja.

 

Detrás del “me necesita” muchas veces se esconde una falta de aceptación de que el amor se ha acabado. Y nos conformamos con simples migajas que nuestra pareja nos va dejando de vez en cuando.

 

Muchas de estas personas comparten un tipo de eneagrama común; son incapaces de pedir el cuidado que necesitan y lo entierran debajo del cuidado de los demás, especialmente del de su pareja…aunque el amor haga tiempo que terminó.

 

Con la esperanza, pocas veces satisfecha, de que sean cuidadas en el futuro por esas personas.

 

MENDIGAR DROGA EMOCIONAL

 

Mendigar amor es la manera que muchas de estas personas tienen de obtener una bala de oxígeno que les permita sobrevivir sumidos en la profundidad de un océano oscuro y tenebroso.

 

El problema de no aceptar la fecha de caducidad de una relación y de estar mendigando amor cada cierto tiempo, es que uno se puede volver drogadicto de emociones.

 

Y que no le importe seguir mendigando con tal de obtener el chute de la emoción que corresponda.

 

Sin embargo, según la drogadicción emocional avanza en sus fases, podemos llegar a pensar que no somos capaces de seguir viviendo sin ella.

 

En esos casos, la dependencia generada puede ser tan brutal que terminemos por conformarnos con el primer sucedáneo que encontremos.

 

NARCISISTAS Y PASIVO-AGRESIVOS

 

Este tipo de personas suelen toparse con frecuencia con narcisistas que sólo se preocupan por ellos mismos y utilizan a estas personas que mendigan su amor en su propio beneficio.

 

También con personas pasivo-agresivas que, durante un tiempo están de acuerdo con lo que haces, pero que en un momento dado cambian su actitud y dan rienda suelta a su agresividad contenida.

 

Cuando suplicamos, mostramos nuestra aceptación de una situación que puede estar en contra de nuestros principios. Esto puede hacer que termines olvidando tus principios y prioridades.

 

No podemos potenciar la mendicidad de amor. Las personas merecen mucho más que unas simples migajas o la dosis emocional que les haga seguir enganchados.

 

ESPACIO INVIVEN
ESPACIO INVIVEN
Un espacio donde crecer en tu desarrollo personal, profesional y de pareja.
Un espacio donde dejar de lado tus creencias limitantes.

Muchas gracias por estar ahí, por acompañarme, por dar al “me gusta”, suscribirte al canal, por compartirlo con todas aquellas personas que pueda serles de utilidad y por recomendar nuestras formaciones. Estás ayudando a la democratización del saber en Sexología.

Ya sabes que puedes encontrarme en rosamontana.com y en el correo rosa@rosamontana.com.

Allí podrás consultar mis servicios como sexóloga y en Terapia de Pareja, así como muchas más oportunidades para mejorar tu relación de pareja.

También estoy en inviven.com, mi nuevo proyecto de desarrollo personal para cambiar el mundo a través de la formación de instructores de vivencias en positivo.

 

Y no te olvides de pasarte por la Academia Rosa Montaña: un portal de formación online en el que encontrarás lo que necesitas para seguir evolucionando hasta tu mejor versión en el ámbito del desarrollo personal y de pareja. Regístrate y aprovecha las ofertas limitadas que encontrarás.

Hasta pronto.

Si te ha gustado, comparte ;-)

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“En pareja hay que invertir una hora al día, una tarde a la semana y un fin de semana al mes para seguir creciendo y no separarse"

- Rosa Montaña

Recibe GRATIS mi Ebook

10 Claves Para No Tener Celos