LO QUE DEBERÍAS SABER ACERCA DE TU DESEO

conocer tu deseo

Si te has visto en una situación en la que no podías encontrar tu deseo por más que lo buscabas, sigue leyendo porque te va a interesar.

 

VARIACIONES DEL DESEO

 

Nadie puede decirte si tu deseo sexual es más o menos alto o bajo; eso siempre trae consigo comparaciones y etiquetas molestas.

 

Lo que deberías hacer es valorar cómo varía tu deseo en relación a tu propia erótica. 

 

Lo primero sería descartar que no haya cambiado ninguna circunstancia de forma brusca en un nivel más orgánico. Los niveles hormonales, por ejemplo, influyen mucho en cómo es nuestro deseo.

 

Si descartamos este tipo de causas, deberíamos plantearnos otro tipo de causas que pueden ser más psicológicas.

 

LAS LEYES DEL DESEO

 

El deseo no aparece si está ocupado o preocupado. Es decir, si tienes cien cosas en la cabeza, el deseo se evapora.

 

El deseo no es obligado, ni siquiera para con nosotros mismos. Es algo espontáneo, que no se puede imponer ni exigir.

 

El deseo es caprichoso: sabe lo que quiere, cuándo lo quiere y cómo lo quiere. La clave está en aprender a escucharlo.

 

El deseo es exclusivo: se activará ante cierto tipo de personas y no ante otros.

 

El deseo es camaleónico. Puede que unos días me apetezca un tipo de interacción erótica y otros días no.  Por eso no conviene esperar a que todo sea perfecto, porque sólo estaremos alentando la vagancia de nuestro deseo.

 

El deseo vive el presente y se aburre pensando en el pasado o planteándose cómo será el futuro. Por eso, cuando el deseo llama a tu puerta y no lo atiendes, buscará en otro sitio. No olvides que “polvo no echado, polvo perdido”.

 

El deseo es muy curioso. Si le ofreces cosas nuevas y creativas se va a activar con más facilidad; si, por el contrario, siempre es lo mismo, terminará por aburrirse.

 

El deseo no es monogámico. Puede que pueda controlar mis impulsos debido al compromiso y a la fidelidad, pero el deseo no es controlable y, por lo tanto, no puede ser monogámico.

 

Al fin y al cabo, es como un niño que le encanta divertirse pero que se aburre si se le plantea hacer todos los días lo mismo.

 

Haz las paces con tu deseo y prioriza en él para que nunca te abandone.

 

ESPACIO INVIVEN
ESPACIO INVIVEN
Un espacio donde crecer en tu desarrollo personal, profesional y de pareja.
Un espacio donde dejar de lado tus creencias limitantes.

Muchas gracias por estar ahí, por acompañarme, por dar al “me gusta”, suscribirte al canal, por compartirlo con todas aquellas personas que pueda serles de utilidad y por recomendar nuestras formaciones. Estás ayudando a la democratización del saber en Sexología.

Ya sabes que puedes encontrarme en rosamontana.com y en el correo rosa@rosamontana.com.

Allí podrás consultar mis servicios como sexóloga y en Terapia de Pareja, así como muchas más oportunidades para mejorar tu relación de pareja.

También estoy en inviven.com, mi nuevo proyecto de desarrollo personal para cambiar el mundo a través de la formación de instructores de vivencias en positivo.

 

Y no te olvides de pasarte por la Academia Rosa Montaña: un portal de formación online en el que encontrarás lo que necesitas para seguir evolucionando hasta tu mejor versión en el ámbito del desarrollo personal y de pareja. Regístrate y aprovecha las ofertas limitadas que encontrarás.

Hasta pronto.

Si te ha gustado, comparte ;-)

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“En pareja hay que invertir una hora al día, una tarde a la semana y un fin de semana al mes para seguir creciendo y no separarse"

- Rosa Montaña

Recibe GRATIS mi Ebook

10 Claves Para No Tener Celos